Número 236 - 1ª Quincena Diciembre de 2002.

 

La reforma del Impuesto sobre la Renta se analizó en el V Congreso del REAF

Más de trescientos asistentes se dieron cita en Zaragoza

De izquierda a derecha, Jesús Fernández, decano del Colegio de Economistas de Aragón; 
Fernando González-Moya, presidente del Consejo General de Colegios de Economistas de 
España; Eduardo Bandrés, consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón; 
Francisco Uría, subsecretario del Ministerio de Hacienda; y Valentí Pich, en el acto inaugural del V 
Congreso del REAF.

Durante los días 21 y 22 de noviembre se celebró en Zaragoza el V Congreso del REAF, que fue organizado conjuntamente por el Registro de Economistas Asesores Fiscales y por el Colegio de Economistas de Aragón. El lema del Congreso, al que acudieron más de 300 asistentes, ha sido La reforma del Impuesto sobre la Renta y otras novedades fiscales.

La primera jornada del congreso estuvo dedicada en su totalidad a estudiar de forma pormenorizada en las distintas ponencias los contenidos de la reforma del Impuesto sobre la Renta que está a punto de aprobarse, mientras que en la segunda se comparó el tratamiento de este impuesto en las autonomías y territorios forales, se analizó el resto de cambios normativos que se aprobarán con carácter  inmediato, como las leyes de Presupuestos y de Medidas Fiscales, la de Fundaciones y la de Mecenazgo, y se celebraron unas mesas redondas sobre otros temas profesionales de carácter menos técnico.

El acto de inauguración contó con la presencia del consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Eduardo Bandrés, quien señaló que aunque el nuevo modelo de financiación autonómica supone un salto cualitativo, la descentralización exige un marco de relaciones diferente en el diseño de los impuestos compartidos.

Francisco Uría, subsecretario del Ministerio de Hacienda, hizo un rápido recorrido por las distintas reformas normativas acometidas en el ministerio y que están en curso, entre las que se encuentra la Ley General Tributaria que está previsto se apruebe en esta legislatura. Recalcó, igualmente, que la búsqueda del equilibrio presupuestario era fundamental en este proceso.
 

Vista general de asistentes al V 
Congreso Nacional del REAF.

Les acompañaban en mesa, el presidente del REAF, Valentí Pich, el decano del Colegio de Economistas de Aragón, Jesús Fernández y el presidente del Consejo General de Colegios de Economistas de España, Fernando González-Moya, quien felicitó a los organizadores y destacó el compromiso de los economistas asesores fiscales con la sociedad, colaborando con la Administración Tributaria y defendiendo los intereses de los contribuyentes.

La conferencia inaugural, Tendencias en el Impuesto sobre la Renta en los países de la OCDE, corrió a cargo de Manuel Lagares, catedrático de Hacienda Pública y presidente de la Comisión de Reforma del IRPF. A lo largo de su intervención, que estuvo moderada por Leopoldo Pons, miembro del Consejo Directivo del REAF y codirector del Master en Tributación del COEV, analizó los distintos modelos de impuesto que en estos momentos están vigentes, describiendo un panorama muy variopinto que no se daba desde los años 70. En su opinión, en cualquier modelo es fundamental el cumplimiento del principio de suficiencia, el principio de eficiencia y la elección social, es decir, que los impuestos son adecuados si socialmente son aceptados.
 

Valentí Pich, presidente del REAF, primero por la derecha, en el acto de clausura del Congreso,
a su lado Juan José Rubio, director general del Instituto de Estudios Fiscales; Fernando González-Moya, p
residente del Consejo General de Colegios de Economistas de España; Santiago Coello, secretario 
general del Ministerio de Hacienda; y Jesús Fernández, decano del Colegio de Economistas de Aragón.

El profesor Lagares realizó una comparación por países de distintos factores como la definición de la  capacidad de pago, el tratamiento de las ganancias patrimoniales, la compensación por doble imposición económica de los dividendos y las tarifas del impuesto; la tendencia de dichos factores en los últimos años y los resultados de la aplicación de la normativa.

La ponencia Estructura, protección a la familia, rendimientos inmobiliarios, ganancias y pérdidas patrimoniales y gestión en el nuevo IRPF, fue pronunciada por Teodoro Cordón, subdirector general de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas. Cordón, justificó en primer lugar el hecho de que se hubiera acometido una reforma parcial y no total del impuesto, ya que el partido político que apoyaba al Gobierno en la reforma anterior del impuesto era el mismo que el actual y la Comisión de Reforma también estaba presidida por la misma persona,  y por tanto no podían dar un giro total a su anterior propuesta. Sin embargo, el tiempo transcurrido sí ha hecho necesario modificar algunos tratamientos para profundizar en los mismos objetivos.

La reforma fiscal se plantea con el fin de que contribuya a la consecución de la estabilidad presupuestaria y al éxito de las reformas estructurales planteadas para la consecución del crecimiento económico. Algunas medidas como las referidas al alquiler de vivienda o al mínimo por descendientes, encuentran su justificación en la necesidad de fomentar la movilidad laboral o fomentar la natalidad. Teodoro Cordón realizó una exposición muy detallada del texto, artículo por artículo, incorporando las últimas enmiendas presentadas y el contenido del informe de la ponencia, aunque algunos aspectos estaban pendientes de definitiva ratificación.
 

Manuel Lagares, catedrático de 
Hacienda Pública y presidente de la 
Comisión de Reforma del IRPF, 
durante su intervención en la 
conferencia inaugural.

Francisco Castellano, catedrático de Hacienda Pública y miembro de la Comisión de Reforma, presentó la ponencia Nueva fiscalidad de productos financieros y de las fórmulas de previsión social, en la que realizó una descriptiva exposición de la fiscalidad de los distintos productos de ahorro y su rentabilidad financiera, estableciendo cuadros comparativos de los mismos para 2002 y 2003. Finalmente ofreció una serie de recomendaciones en función de las distintas tipologías de contribuyentes y productos para concluir que, en cualquier caso, era absolutamente necesario realizar una cuidadosa planificación fiscal.

La ponencia Cambios en la planificación empresarial por la reforma del IRPF: modificaciones en el régimen de atribución y régimen de sociedades patrimoniales, uno de los temas de la reforma más atractivos para el economista asesor fiscal,  fue pronunciada por Jesús Quintas, economista asesor fiscal, quien agradeció el que se le hubiera  solicitado su desarrollo.

En su opinión, la planificación fiscal se encuentra con factores que limitan su eficacia, como la existencia de deficiencias o incoherencias en la normativa, o las frecuentes modificaciones en la norma y sus criterios de aplicación.

A continuación, realizó una exposición de las distintas modificaciones valorándolas de forma crítica, destacando aquellos aspectos que no contempla de forma clara el Proyecto.

Respecto a una de las novedades más destacadas, el régimen de sociedades patrimoniales, realizó un estudio comparativo entre la regulación previa transparencia fiscal y la prevista en el Proyecto sociedades patrimoniales -. La reorganización del patrimonio empresarial, la transferencia generacional o la conveniencia de configurarse como sociedad familiar o sociedad patrimonial, fueron otros de los temas abordados.

Con la ponencia Comparación del IRPF en el territorio común y en los territorios forales se cerró el estudio de la reforma del Impuesto sobre la Renta en el Congreso.
Otros de los Proyectos a punto de aprobarse y que se abordaron en las sesiones, son los de la Ley de Fundaciones que regula la creación y funcionamiento de organizaciones privadas que prestan bienes y servicios de interés general, y la Ley de Mecenazgo que incentiva fiscalmente las donaciones voluntarias de personas físicas y jurídicas para financiar la producción de bienes y servicios de interés público y social. En la exposición se abordaron, entre otros aspectos, los requisitos exigibles para aplicar el régimen fiscal, qué rentas quedan exentas, qué rentas tributan o cuáles son los nuevos incentivos fiscales al mecenazgo.

Las modificaciones en las normas tributarias contenidas tanto en el Proyecto de Ley de Presupuestos, como en el Proyecto de Ley de Medidas Fiscales, fueron tratados en la siguiente ponencia. Se describieron las principales novedades que contienen, que afectan sobre todo al Impuesto sobre el Valor Añadido, en menor medida, al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, y con modificaciones poco significativas a otros impuestos.
Completaban las sesiones otras de carácter menos técnico sobre Archivo electrónico de documentos en los despachos profesionales e Incidencia de la normativa sobre protección de datos para los asesores fiscales.
En el acto de clausura, Valentí Pich, presidente del REAF, manifestó su interés en seguir profundizando en las relaciones entre el REAF y los distintos colegios de economistas y sus comisiones de fiscal, e hizo una descripción de los proyectos del Registro para un futuro inmediato. Añadió que el REAF siempre había sido una organización pacífica pero reivindicativa frente a la Administración Tributaria en lo concerniente a los intereses de los economistas asesores fiscales y los intereses del contribuyente, y éste era el talante que mostraría en sus futuras relaciones.

Valentí Pich estuvo acompañado por Santiago Coello, secretario general del Ministerio de Hacienda, Juan José Rubio, director general del Instituto de Estudios Fiscales y por Jesús Fernández, decano del Colegio de Aragón, quien agradeció a los congresistas su asistencia, a los ponentes sus aportaciones y a los representantes del Ministerio de Hacienda la receptibilidad que habían mostrado a las sugerencias realizadas sobre las modificaciones normativas previstas.

El V Congreso del REAF fue clausurado por el presidente del Consejo General de Colegios de Economistas de España, quien comenzó su intervención diciendo que desde la primera gran reforma fiscal de 1977 habían cambiado muchas cosas, una de ellas que entonces nadie sabía el papel que jugaba un economista y afortunadamente ahora se ha convertido en algo imprescindible. En su opinión, el REAF había contribuido eficazmente a la defensa de los economistas asesores fiscales y de la sociedad y se ha convertido en la mayor organización en España y una de las más sólidas en Europa. En estos momentos el asesoramiento fiscal es una garantía de seguridad jurídica y de seguridad económica para el  contribuyente. Finalizó su intervención felicitando a los organizadores, a los equipos humanos con que cuentan y a la calidad del auditorio.